Conseguir la igualdad entre los sexos es tarea difícil, aunque no imposible. Con estos escritos intento equilibrar la balanza y reconocer los méritos de muchísimas mujeres a lo largo de la historia, a la vez que analizar de dónde proceden tales desigualdades y así entre todos, hombres y mujeres, mujeres y hombres, luchar por un mundo más justo.

martes, 12 de diciembre de 2017

Perico el de los Palotes




Perico el de los Palotes era el sinónimo de Carmen de Burgos Colombine. Su memoria quedó sepultada tras su muerte en octubre de 1932. La obra de la que fuera la escritora más importante del siglo XX, quedó silenciada junto a sus reivindicaciones en pro de la igualdad.
Nació en Rodalquilar (Almería) y fué corresponsal de guerra y primera redactora de un periódico. Escribía desde una perspectiva de género, cuando este concepto aún no existía, con una extensa producción literaria,  "Era consciente del poder que le daba el llegar a los lectores."
Tenía claro lo que quería, algo que no perdonaron  sus adversarios ideológicos que "borraron de manera muy eficaz su figura, obra y legado."

Fue llamada por sus detractores como La dama roja o La divorciadora por su libro El divorcio en España (1904). En sus columnas en el Diario Universal firmaba con el seudónimo de Colombine, nombre con el que fue conocida y de forma casual utilizó el nombre de Perico el de los Palotes para escribir en El Heraldo de Madrid.

"El querer vivir su vida y su afán de progreso social la llevaron a ser pionera en muchos campos, incluso en el que la borró de la historia, ya que era la primera mujer que aparecía en las listas de autores prohibidos durante el franquismo."

Información extraída del artículo de El Pais digital, escrito por Ruth de las Heras. En el siguiente enlace se puede leer completo.







1 comentario:

mari carmen garcia franconetti dijo...


Siempre me interesó las mujeres que destacaron en la historia, especialmente las pioneras como ésta. El franquismo cortó muchas grandes ideas y comportamientos interesantes. Sí, conocía la biografía de esta singular mujer, pero siempre se puede aprender algo más sobre ella, como es en mi caso.
Me gustó la entrada, Antonia.
Un beso.