Conseguir la igualdad entre los sexos es tarea difícil, aunque no imposible. Con estos escritos intento equilibrar la balanza y reconocer los méritos de muchísimas mujeres a lo largo de la historia, a la vez que analizar de dónde proceden tales desigualdades y así entre todos, hombres y mujeres, mujeres y hombres, luchar por un mundo más justo.

viernes, 5 de mayo de 2017

Lita Cabellut

Image result for lita cabellut

Image result for lita cabellut


Lita  Cabellut es una desconocida en  nuestro país, sin embargo es la artista femenina mejor cotizada de España. Pero no es eso lo que me impactó de ella, sino su pasión por lo que hace, por cómo lo vive.
La conocí en un documental que emitió RTVE hace poco, y en el cual quedé atrapada. Ya no por ser mujer y gitana, sino porque su forma de expresar me impactó, y no resistí la tentación de  buscar por la red parte de información para poderla presentar en el blog.

Lo primero que se dice de ella es que fué abandonada por su madre a corta edad y cuidada por su abuela hasta que esta murió, obligada a pedir por las calles y finalmente recluida en un orfanato donde una familia pudiente la adoptó proporcionándole estudios. 
Su primera visita al museo del Prado y la visión de Las tres Gracias de Rubens  le fijó el camino a seguir. Su familia adoptiva le prometió un profesor de pintura solo si estudiaba, porque con 13 años no sabía leer ni escribir.
Recibió lecciones de arte antes de mudarse con  la familia a Amsterdam, donde consiguió beca para estudiar en la Rietveld Academie.

Ha expuesto en La Haya, Nueva York,  Dubai, Miami, Singapur, Hong Kong, Londres, París,  y  Venecia entre otros, realizando series artísticas en grandes formatos.

Merece la pena indagar por la red y buscar su técnica, su obra y también sus palabras, yo aporto una breve información y espero que os interese. Aquí van algunos enlaces en español. 
Su página (En inglés)




domingo, 19 de marzo de 2017

No hace falta. (Manu Sánchez.)

Me ha parecido una aportación a la igualdad real, esta columna de Manu Sánchez. Me resulta sincera su opinión, ya que acude a ejemplos cercanos y queridos. En realidad, cada una de nosotras y nosotros podríamos contar lo mismo. También espero no tener problemas en reproducir su columna que se titula:
NO HACE FALTA
"Por eso no enseñaron a leer ni escribir a mis abuelas, cabezas rápidas y brillantes, pero analfabetas, 
mujeres de bandera desprovistas de toda posibilidad y herramienta"

No hace falta.  Mi madre durante más de 35 años trabajó como administrativa eficiente e impecable para la misma empresa, Muebles Peralta, la cual le pagaba menos que a sus compañeros hombres en el mismo puesto… porque por lo visto y cito textual…“Hombre, Loli, no es lo mismo, al no ser cabeza de familia… Tu sueldo, en tu casa, no hace falta”.

Para leerlo entero pinchar en el enlace.