Conseguir la igualdad entre los sexos es tarea difícil, aunque no imposible. Con estos escritos intento equilibrar la balanza y reconocer los méritos de muchísimas mujeres a lo largo de la historia, a la vez que analizar de dónde proceden tales desigualdades y así entre todos, hombres y mujeres, mujeres y hombres, luchar por un mundo más justo.

martes, 1 de noviembre de 2011

Mujeres en la Ilustración

La Ilustración fue para los hombres. Excepto algunos filósofos, la mayoría pensaba que las mujeres eran inferiores física e intelectualmente.
Rousseau se ocupó del papel de las mujeres en la sociedad y creía que la naturaleza ya establece las diferencias, por tanto la educación debía adaptarse a esas diferencias naturales que situaban a las mujeres al servicio de los hombres.


Otros sin embargo, seguían las ideas de Locke y defendían que el papel subordinado que tienen las mujeres en la sociedad no es por naturaleza, sino el resultado de una tradición y una educación deficiente. Pero a pesar de estas controversias lo que predominaba era la idea de Rousseau y el siglo XIX se verá influido por un mundo separado: los hombres en el mundo y las mujeres en la esfera doméstica. Freud identificaría en este aspecto la principal causa de neurosis femenina.


Algunas voces se levantaron en contra de la opresión de la mujer, entre ellas la de Mary Wollstonecraft (1759-1797) que para contrarrestar las ideas vertidas por Rousseau dice:
”…si los hombres luchan por su libertad y se les permite juzgar su propia felicidad ¿No resulta inconsistente e injusto que subyuguen a las mujeres, aunque crean firmemente que están actuando del modo mejor calculado para proporcionarles felicidad? ¿Quién hizo al hombre el juez exclusivo, si la mujer comparte con él el don de la razón?



El pensamiento y el objetivo de esta filosofa se podría condensar en el siguiente texto:
"Si la sabiduría es deseable por sí misma, si para que la virtud merezca ese nombre debe fundamentarse en el conocimiento, esforcémonos por fortalecer nuestras mentes mediante la reflexión hasta que nuestras cabezas sean el fiel de nuestros corazones; no limitemos todos nuestros pensamientos a las ocurrencias diarias o nuestro conocimiento al corazón de nuestros amantes o maridos, sino que subordinemos la práctica de cualquier virtud a la más importante, que consiste en perfeccionar nuestras mentes y preparar nuestros afectos para un estado más elevado."




4 comentarios:

mari carmen garcia franconetti dijo...

Querida Antonia, es un verdadero placer leerte, tanto como provechoso.
El progreso en las últimas décadas de la sociedad, indudablemente se debe a la destacada aportación femenina. Aún quedan "miopes"






intelectuales que no lo "ven", pero tal como lo veo yo terminarán por aceptarlo, y mejor aún, reconocerlo:

DIFERENCIA: "Lo que nos identifica es lo que nos hace diferentes; y en lo de ser irremediablemente diferentes, en eso sí que nos parecemos todos".
Soy una convencida de la igualdad intelectual entre mujer y hombre, al igual que creo que existen mediocres y los que destacan, que se dan, por supuesto, en ambos sexos, he lo que he tratado de exponer con el sabio proverbio anterior.
¡Me encantas!
Un abrazo.

Brigadier Solsona dijo...

Ya tengo información sobre Rosario Cepeda, la suficiente creo como para dedicarle un articulo en mi blog, sólo me falta una foto, a ver que puedo hacer.

Antonia dijo...

Mari Carmen me alegro que te guste esta entrada. Durante la Ilustración ya existieron mujeres inteligentes y preparadas que lucharon por un mundo igualitario, pero quedaron solapadas por otros intereses ajenos al pueblo llano. Brigadier nos contará la historia de una de esas mujeres ilustradas.
Desde aquí le doy las gracias por colaborar en "la causa". Es una pena que no encuentres foto, quizás en alguna hemeroteca de un diario de Cádiz puedas obtener resultados.
Pues suerte y espero ese artículo.
Hasta pronto.

antonia gonzalez dijo...

¿soy muy pesada si terepito que me gusta todo lo que te leo y que comulgo con tus ideas?
yo tengo una mujer que merece, para mi,tener su nombre con letras de oro. se trata de Guillermina elías y le dediqué un artículo el día de la mujer trabajadora. me encantaría que lo leyeras y me dieras tu opinión. está en mi blog del día 8 de febrero de este año
Gracias anticipadas y como siempre te digo,¡"si
gue escrbiendo, que tú vales mucho"!un beso